Día Internacional del Árbitro de fútbol - Red Noticias

Política

Día Internacional del Árbitro de fútbol

10 oct - Cada 11 de octubre se celebra el día para los encargados de impartir justicia en el fútbol. Los denominados: "Los malos de la película”

Son, generalmente, los “malos de la película”. No tienen hinchas, viven obsesionados por sus fallos y siempre, de una u otra manera, terminan siendo blanco de críticas despiadadas. Pero de algo nadie duda: cumplen un rol clave en el mundo del fútbol.

Este ser humano que, con virtudes y defectos como cualquiera, que queda expuesto en forma total en una cancha, con casi todos los hinchas en su contra cobre lo que cobre, pero que tiene una gran importancia en el desarrollo de este hermoso deporte que es el fútbol. 

Sólo basta con recordar que en la mayoría de las ocasiones, ni bien salen al campo de juego, reciben una estruendosa silbatina, quizás como aviso de que será el culpable de todas las desgracias que se sucedan en los 90 minutos de juego.

"Es que todos, pero absolutamente todos, dicen conocer qué es lo que deben sancionar, como si alguna vez en su corta o larga vida hubiera leído e interpretado, con real conciencia, las páginas del reglamento”, explicó VBruno Saldaño, asistente y árbitro.

En referencia a como es él y comentarles a sus más cercanos lo que se vive ser árbitro, nos dice: " es difícil explicarle a los familiares, sobre todo a las mujeres, por qué ellos quedan ajenos al espectáculo de principio a fin, recibiendo apenas un “suerte, señor” antes del pitazo inicial y una catarata de improperios, maldiciones y críticas desmedidas.

"Lo que sucede es que en un sistema de competencia donde el error es parte del juego al único que no se le perdona nada es el árbitro", explicó Bruno, en alusión a lo que se está viviendo hoy en día en las diferente canchas del país,  en donde el árbitro está en el centro de atención.

"Lo que pasa es que, en medio del desborde de pasiones, ellos no tienen hinchas y se mueven por vocación, es decir, por la convicción de llevar adelante su misión con hidalguía, tratando de imponer la cordura, la mesura y la justicia en un fútbol donde ya escasea", concluyó Saldaño.