Véndame un periodista - Red Noticias

Especiales

Véndame un periodista

23 oct - Francisco Rodolfo Chico, de trabajar en las mejores radios con referentes del medio, a atender el negocio de su padre. Por: Juan José Roldán, estudiante de Periodismo en Red Milenium.

Puedes seguir al autor de esta nota en Twitter: @JuanRoldanJ

Durante más de 30 años la despensa “El Gauchito” está al servicio del barrio El Corte, Alderete, en manos de su dueño Francisco Solano Chico o simplemente “Don Chico”. Hace un tiempo llegó a reemplazar a su padre en la atención del negocio Francisco Rodolfo Chico carismático a la hora de atender, nadie imaginaba la historia que tenía detrás, para todos era el hijo de Don Chico, nadie sabía más. Quizás Juan Carlos Carrizo, Antonio Laje, Daniel Hadad, Isabel Sánchez, Omar Noblega o Luis Rey, entre otros, pueden contar más. ¿Cómo? Si, Rodolfo esconde ya hace varios años una larga carrera en los medios de comunicación.

De tan solo 49 años, empezó por FM BANDA, que luego pasaría a transformarse en Rock & Pop Tucumán, pasando al grupo Network que le abría las puertas en Radio Del Plata, ex FM NEWS. Tuvo su gran salto en Radio 10 Tucumán cuando estuvo al lado del recordado Mario Escobar “Unos de mis recuerdos que no se me borran nunca fue cuando me tocó cubrir el atraco al Banco Nación en Av. Alem. Seguí la persecución en mi moto, una CG 125. Era increíble, tenía que manejar y hablar por el Handy al mismo tiempo porque en ese año aún no había celulares, fui el único que estuvo en ese episodio tal es así que canal 8 y canal 10 me hicieron un reportaje” contaba nostálgicamente.

Sentado relatando sus historias, llegaban los clientes a realizar sus compras. Cantaba los precios de las mercaderías a su sobrina, que lo ayuda a atender la despensa. “Rodolfo, ¿a cuánto está la pimienta?” Lo interrumpían en la narración de sus experiencias. Llego a Buenos Aires para convertirse en el corresponsal en Tucumán de Radio 10, compartiendo estudios con Daniel Hadad, Isabel Sánchez y Antonio Laje “Me mandaron a cubrir las elecciones presidenciales donde ganó como Gobernador Palito Ortega y me pidieron una misión casi imposible, las votaciones cerraban a las seis y media de la tarde y tenía que estar media hora antes para dar la primicia de los escrutinios de por lo menos tres mesas, casi me matan”

Siempre puntual a las seis de la mañana abriendo las puertas de la despensa, un pequeño percance se llevó por ser tan responsable, casi termina entre las rejas. ¿Es broma Rodolfo? “No, casi termino preso por llegar tan temprano a un operativo anti-drogas que los policías sospecharon de mi” contaba entre risas su inconveniente.

La carrera de un periodista siempre tiene sus riesgos, todo el mundo lo sabe. Lamentablemente Rodolfo no pudo con ellos y a la corta edad de 35 años terminó por dejar una inmensa carrera de más de 10 años en los medios. Problemas con su matrimonio, con su familia y con su religión derivaron en la dura decisión. “Me llamaban a las dos de la mañana para cubrir un hecho, solo para obtener la primicia. ¿Cómo le explicas a tu mujer? Soy adventista desde los 19 años, muchas veces me pidieron trabajos que van en contra de mis principios religiosos, intentaba hacerlos pero no podía más”.

Apegado a la familia, ahora se dedica de lleno a la despensa de su padre. Sin lugar a dudas, solo basta conocer un poco más a las personas para saber que historia tienen dentro. Rodolfo Chico, del micrófono a preguntarte “que más necesita”. El Corte, también tiene su personaje.