Las mamis también juegan al hockey - Red Noticias

Deportes

Las mamis también juegan al hockey

22 nov - El deporte del palo y la bocha no tiene edades para ser practicado; las mujeres mayores de 30 que lo ejercen pasan a ser parte del juego en la categoría madres.

 Nota: Facundo Cornejo - Gustavo Luna - Carlos Salazar.  Primer Año. Periodismo Deportivo. Red Milenium.

Chicas entre 30 a 40 años pertenecen a la categoría de Mamis Menores, de 40 a 50 Intermedia y después de los 50 son Mamis Mayores. Las reglas del juego son similares al “hockey de primera”, generalmente, juegan tiempos de 20’ que es lo que más varía del otro. El córner corto, las faltas, los penales, el reglamento en sí es semejante al hockey que todos conocemos.

Cualquiera podría pensar que todas las madres que hacen hockey son ex jugadoras, pero no. La mayoría de madres empezaron con el deporte ya de grandes, no pasaron ni por divisiones formativas, ni por toda la competitividad la cual pasan las jugadoras profesionales. A la larga edad les llegó la pasión por la bocha. La minoría son las jugadoras que culminan con su carrera de profesional pero no se alejan del deporte que aman con vehemencia, por lo tanto siguen jugando pero ya en la categoría “Mami”.

Las mamis que juegan, tienen que hacerse de tiempo para entrenar, jugar y todo lo que esto implica. Que no es nada sencillo por cierto, ya que no es profesional y tienen otras responsabilidades. ¿Los hijos? ¿El esposo? ¿La comida? Estas madres no dejan nada de lado y disfrutan de practicar el juego que las entusiasma. Seguramente sus familias las apoyan en la decisión de hacer esto.

El costo que esto conlleva es pagar una cuota al club donde se desempeñan, es de aproximadamente de $200 (incluido el seguro), y además abonar una vez por año al torneo de turno. Por ejemplo: $900 por participar en el Campeonato Anual, facilitado a pagar en tres cuotas.

Cada delegación cuenta con entre 14 y 18 jugadoras, más los entrenadores y ayudantes. Cada equipo tiene designada una capitana y a su vez una delegada que se hace cargo de ese conjunto. El dato es que solo pueden incluir a dos ex jugadoras (jugadoras que hayan practicado y/o sido federadas y que tengan (10 años) de haber dejado la actividad profesional)  en la lista de buena fe del plantel.

Justamente, en Tucumán, más precisamente en Cardenales Rugby Club y Natación y Gimnasia, se jugó el Torneo Bicentenario Nacional Mami´s 2016 que recibió 6 equipos santiagueños y también tuvo como participantes a 16 equipos tucumanos. En total 22 clubes (mezclados con jugadoras menores, intermedia y mayores) que batallaron por el premio de la Copa de Oro, Copa de Plata y por la satisfacción de haber concurrido. Las campeonas del torneo (Copa de Oro) fueron las santiagueñas de Old Lions (le ganaron la final a Universitario por penales). Y de la mitad para abajo (Copa de Plata) festejó Cardenales Rojo.

 “Muchos creen que esta categoría es para divertirse, pero no es así ya que para nosotros funciona como un cable a tierra”, señaló la capitana del equipo campeón, Patricia Mansilla. Además destacó que a esa edad una puede demostrar que todavía puede y eso se torna más competitivo.

Estas mamis dejan mucho de lado y quieren practicar este deporte con todas las ganas. Muchas señalan que cargan una mochila grande desde casa, además de sus obligaciones (maestras jardineras, abogadas, contadoras, etcétera o amas de casa) y la preocupación por sus hijos. “Inculcamos el deporte a ellos pero sobre todo los valores, que son importantes en la vida”, destacó Ivana Humacata, capitana de Universitario.

La mayoría de los entrenadores que agarran la categoría mamis lo hacen como algo menor, como restándole importancia. Pero el profesional siempre está en la persona y no en el deporte que se practique, y no solo en el hockey, sino también en todas las otras disciplinas.  En relación al hockey competitivo, se las catalogan como “locas lindas” que tienen esa locura necesaria para practicarlo.

Justamente para que esa locura se sostenga, es necesario para esa mamá que la familia, amigas, entrenadores la apoyen y así logre insertarse en el mundo del hockey. Se vio muy cerca ese apoyo a la hora de disputar cada partido, por parte de familiares. Todo el partido arengaban a esa mami incondicional que dentro de la cancha demostraba que todavía puede dar mucho más.

No sólo es jugar para ganar, sino que para ellas es importante participar. Continúan jugando, a pesar de no tener cambios, y al no tener fuerzas para seguir. Eso demuestra que las mamis tienen ganas de practicar este deporte y que para ellas es importante porque a la vez es bueno para la salud.

Además destacar el “fair play” entre las participantes antes y después de finalizar los partidos. El equipo campeón tuvo su túnel por parte del subcampeón pero la cosa no quedó ahí, ya que el segundo también tuvo su paso por ese túnel de los festejos

Ellas también (las mayores) buscan incentivar a las nuevas mamis para que se forme un grupo en el que puedan participar y por ende llegar a competir en los torneos provinciales o regionales. 

Un dato complementario son las lesiones más frecuentes que suelen ocurrir en el hockey, y para concluir te las contamos: por lo general no son de alto riesgo o de gran preocupación, entre las más destacables podríamos nombrar golpes en córner cortos con la bocha, golpes con el palo en situaciones de cruces en el juego y moretones, torceduras en las manos, muñecas y rapones en las rodillas, entre otras.