Caso Viroche: Ratificaron la denuncia ante el Fuero Federal y pidieron la inhibitoria de la justicia provincial - Red Noticias

Política

Caso Viroche: Ratificaron la denuncia ante el Fuero Federal y pidieron la inhibitoria de la justicia provincial

30 nov - El legislador porteño Gustavo Vera se presentó ante tribunales y aportó nuevas pruebas y testigos que comprometen al comisario Luis Bacca y a los Soria por la muerte del sacerdote.

El legislador porteño Gustavo Vera, se presentó ante el Fiscal Federal Pablo Camuña para ratificar la denuncia anterior y ampliar la misma con la presentación de nuevas pruebas que demostrarían las irregularidades en la investigación de la justicia provincial. Además pidió la inhibitoria de la misma y que pase a los Tribunales Federales, ya que la muerte del sacerdote Juan Viroche responde a las denuncias que venía realizando sobre los delitos de narcotráfico y trata de personas en la localidad de La Florida.


El titular de La Alameda volvió a indicar al comisario Luis Alberto Bacca como un actor principal en el asesinato de Viroche. Además aportó pruebas a la justicia de como el policía coacciona sobre los ciudadanos de La Florida para tratar de invisibilizar el caso, incluidos audios del mismo. Por otra parte, puso de manifiesto a otros sacerdotes que están siendo perseguidos por sus denuncias y trabajos frente al narcotráfico. Prelados que son victimas del mismo modus operandi, saqueos de iglesias y amenazas.

Vera, a su vez, en su visita a la provincia, brindó total apoyo a un vecino de La Florida; Luis Córdoba. Este fue señalado como representante de La Alameda en Tucumán. Córdoba es un ciudadano que desde hace tiempo viene trabajando en La Florida denunciando las irregularidades y el problema del flagelo de la droga en su comunidad.

**************************************************************************************

Copia de la denuncia presentada ante el Fiscal Federal Pablo Camuña
 
AMPLIA DENUNCIA - AGREGA PRUEBA.
Sr. Fiscal Federal:
 
Gustavo Javier Vera, en mi carácter de Presidente de la Fundación La Alameda; con domicilio legal en Avda. Directorio 3998 de la CABA; con el patrocinio letrado de Alfredo Carlos Beizuhn, inscripto al Tomo 109, Folio 372 del CACF; constituyendo domicilio en             de la ciudad de Tucumán; me presento ante usted y digo:
I
Por el presente, vengo a ampliar la denuncia oportunamente formulada en la presente causa a los fines de que se investigue la presunta comisión de distintos delitos de acción pública previstos y reprimidos del Código Penal de la Nación Argentina.
II
 
 
Que el delito por el cual he presentado la denuncia y solicité ser tenido como querellante es el del homicidio del sacerdote JUAN VIROCHE. En consecuencia y por aplicación de los artículos 33 inciso 3º; 45 y concordantes del Código Procesal Penal de la Nación, solicito se inicie el trámite de INHIBITORIA a efectos de que el juez provincial que está interviniendo en las actuaciones por la presunta muerte por causa dudosa se inhiba y remita la causa a la justicia federal, ello por cuanto el delito en cuestión se trata de un homicidio vinculado íntima y estrechamente a las denuncias que Juan Viroche ha realizado contra la delincuencia organizada, más precisamente por los delitos de trata de personas y narcotráfico, los cuales pertinentemente denuncie y sobre los cuales podre aportar todavía más información en oportunidad de ser citado a prestar declaración.
 
Sin perjuicio de ello, dado que a través de la presente se está ampliando la denuncia por hechos de indudable materia federal, solicito también que se de inmediato traslado en los términos de los arts. 180 y 188 del Código Procesal Penal para que formule requerimiento de instrucción, de modo de proceder a su inmediata investigación. Ello, por cuanto la demora en el trámite de estas actuaciones podría afectar drásticamente el avance, progreso y consecuente éxito de la pesquisa.
 
III

Fueron unos pocos sectores pero de enorme influencia en la sociedad tucumana, quienes desde el momento en que se conoció la muerte de Juan Viroche, intentaron determinar mediante la cohesión y la coacción, que la causa de la muerte del sacerdote Viroche se trata de un suicidio producto de distintas situaciones personales que no se corresponderían con su rol de sacerdote.-
La coacción que me refiero es implementada por el comisario Luis Alberto Bacca sobre miembros de la comunidad de la Florida, quienes afirman que el padre Juan Viroche fue asesinado producto de las denuncias que realizaba vinculadas al narcotráfico y la trata de personas.
 
En esta misma dirección, sacerdotes quienes compartían una relación de amistad con el padre Juan Viroche fueron amenazados por el comisario Luis Alberto Bacca, quien les manifestó que si seguían sosteniendo públicamente que la muerte del padre fue un asesinato podrían terminar de la misma manera, más específicamente y para no dejar lugar a las dudas, "que iban a terminar como Juan".
 
Sobre esto mismo y con igual modus operandi, quien llevó adelante la amenaza sobre los sacerdotes indicados en el párrafo anterior, y además se encargo de intentar mancillar el buen nombre y honor de Juan Viroche, amenazó a los sacerdotes con desprestigiarlos sobre una supuesta vida licenciosa por parte de los religiosos de profunda amistad con el sacerdote asesinado. No es posible ignorar el enorme rol que cumplen los prelados en estas comunidades del interior del país y en los cuales la mayoría de los sectores de la sociedad tucumana se siente acompañada. Sería equivocado no considerar el enorme miedo que existe en la sociedad argentina producto de la terrible situación que refiere el flagelo del narcotráfico y que en muchas ocasiones son estos sacerdotes los que enfrentan a los mercaderes de la muerte y brindan la asistencia necesaria para contener sus consecuencias. 
 
Es intención en esta ampliación aportar en el momento pertinente que el fiscal federal lo determine, el testimonio de varias personas que han logrado recolectar información sensible para avanzar sobre una investigación del tipo federal. 
Muchos de los ciudadanos a las que me refiero en el párrafo anterior, fueron citados a declarar ante la justicia provincial, concluyendo por parte de las autoridades de dicho órgano, que la exposición que podría llegar a brindar no resultaría de interés a la causa. En conclusión, las declaraciones establecidas con anterioridad fueron desestimadas in limine.
 
Se debe remarcar sobre lo establecido en los párrafos precedentes, que muchas de las personas que fueron citadas para prestar declaración testimonial y las cuales no fueron materializadas sin motivo justificable aparente, son llamadas nuevamente a cumplir con una declaración testimonial en los próximos días. Cabe resaltar que las mismas notificaciones fueron expedidas con posterioridad a la denuncia que yo mismo presente, solicitando el cambio de calificación legal de la causa, la transferencia a la justicia federal y la aceptación de pretenso querellante para colaborar en la investigación del asesinato del padre Juan Viroche.
En esa misma dirección y para comprender la manipulación, en esa misma dirección y para comprender la magnitud de la manipulación y el direccionamiento que la policía de la provincia de Tucumán y la justicia provincial han realizado de la pesquisa que se encuentra en trámite, es válido resaltar, que los testigos de los que vengo mención, refirieron que tanto el personal judicial como policial conocían, con anterioridad a sus declaraciones, el contenido de sus manifestaciones. Esta situación indica un nivel de peligrosidad y vulneración total de los derechos constitucionales, no solo de los posibles testigos sino de toda la sociedad tucumana. Estos mismos miembros del poder judicial y la policía tucumana, le manifestaron con fecha anterior al veintiuno de Octubre del año en curso  que serian publicadas las fotos del cuerpo sin vida del padre Juan Viroche para amedrentar a quienes intentaren sostener y continuar las denuncias sobre bandas dedicadas al narcotráfico y la trata de personas realizadas por Juan Viroche y en las cuales se identificaba como miembros de la misma al clan de la familia Soria. En este mismo sentido, los testigos fueron coaccionados para que no indicaran las sospechas que el padre Juan Viroche tenía sobre el Comisario Luis Alberto Bacca en su participación con las bandas dedicadas al narcotráfico y la trata de personas para explotación laboral y sexual.
 
Sectores de enorme influencia en la sociedad tucumana siguen desarrollando una fuerte campaña de desprestigio sobre la figura del padre Juan Viroche. Para esto los testigos me refieren que algunas personas que si fueron citadas para prestar declaración testimonial fueron coaccionadas y corrompidas para sostener esas difamaciones en sede judicial. Una de esas personas fue inducida a mentir en su declaración testimonial y con posterioridad traslada a la provincia de Santiago del Estero. Sobre esto, las mismas fuentes sostienen que la persona que hoy habita en la provincia vecina a Tucumán, recibió el pago de un vehículo para cometer dicho delito.
 
Cuando oportunamente el fiscal federal lo solicite presentare un audio (mensaje de voz) que se encuentra en mi poder del cual se desprende que el Comisario Luis Alberto Bacca le refería al padre Juan Viroche todavía en vida, que no podría protegerlo de distintos sujetos que intentaban accionar contra él, ya que este último había realizado denuncias sobre negocios espurios que distintos miembros de la clase política tucumana llevaba adelante. Dicho audio no es algo novedoso para la sociedad tucumana, lo cual debería también encontrarse en conocimiento de las autoridades judiciales provinciales, ya que también por declaración testimonial, fue declarado al fiscal hoy a cargo de la causa en la justicia provincial. En este mismo sentido, los testigos pueden aportar audios (mensajes de WhatsApp) en donde el mismo Comisario Luis Alberto Bacca insta a los jóvenes de la comunidad de la Florida, quienes trabajan en post del esclarecimiento del asesinato del padre Juan Viroche, a que desista de dicho trabajo por riesgo a consecuencias sobre su integridad física. 
 
De esta misma descripción que realizo en los párrafos precedentes, se vuelve vital destacar el estado de amenaza y vulnerabilidad que siguen padeciendo los habitantes de la comunidad de la Florida. La parroquia de la cual estaba a cargo el padre Juan Viroche, hoy día es representada por otro sacerdote a cargo, quien mantenía una entrañable relación de amistad con el padre Juan Viroche. Este sacerdote sufrió en dos parroquias que también se encuentran a su cargo, la irrupción y destrucción de imágenes religiosas y elementos utilizados para brindar todo tipo de ceremonias religiosas.
 
No debe resultar repetitivo y reiterativo las declaraciones que brindaron una decena de miembros de la sociedad de la Florida, todos muy allegados a Juan Viroche, desde sacerdotes, ministros de comunión, laicos comprometidos, vecinos y familiares, quienes coinciden en un perfil de persona comprometida con la vida, que amaba lo que sus actividades, que practicaba una vida sencilla, sin consumo de alcohol y medido en las comidas.
 
IV

Es por todo ello y reafirmando la presentación judicial realizada ante la justicia federal que solicito ser tenido en calidad de querellante según la representación acreditada, con domicilio constituido y con el patrocinio legal de los profesionales que suscriben la presente y que se inicie el trámite de inhibitoria para que el juzgado provincial que se encuentra avocado actualmente al trámite de la investigación de la muerte de Juan Viroche se inhiba de seguir entendiendo en el legajo penal y decline su competencia a favor del fuero de excepción, dado que los motivos que llevaron al homicidio del nombrado se encuentran directamente vinculados con las denuncias en orden al delito de trata de personas y narcotráfico (Ley 23.737). Y que por medio de la presente, se está ampliando la denuncia por hechos de indudable materia federal, solicito también que se de inmediato traslado en los términos de los arts. 180 y 188 del Código Procesal Penal para que formule requerimiento de instrucción, de modo de proceder a su inmediata investigación.
 
PROVEER DE CONFORMIDAD
SERÁ JUSTICIA