El "Celeste" ganó esta batalla - Red Noticias

Deportes

El "Celeste" ganó esta batalla

23 abr - Por el partido de vuelta, Deportivo Aguilares le ganó 3-2 a Deportivo Marapa, llevó la serie a los penales, que se llevó por 5-3, y se clasificó a la tercera fase del Torneo Federal C, donde chocará otra vez con Jorge Newbery, para disputar el clásico que deposite a uno de los dos en la final por el ascenso.

Nota: Pablo Gabriel Ruiz  (En Líneas Generales Tercer Año. Periodismo Deportivo. Red Milenium. 

 Alegría, euforia, alivio. Esas son sólo unas pocas sensaciones de las miles que se vivieron esta tarde en el estadio Don Agustín Fernández, escenario testigo de la victoria de Deportivo Aguilares, por la serie de tiros penales, a Deportivo Marapa, en un encuentro en el que abundó la tensión, los choques entre los jugadores, con hechos de violencia; aunque también la competitividad entre dos enormes equipos del Sur tucumano, que nos regalaron 180 minutos, más ese condimento extra de la definición desde los doce pasos, más que apasionantes y atrapantes.


El 3-2 de la ida, a favor del 11 de Alberdi, derivó en la necesidad de los Celestes de igualar una serie que quedó más que abierta con el descuento de Diego Velárdez en el encuentro de ida, cuando Marapa parecía más cerca de liquidarlo. En el inicio del partido de vuelta, se vio a un equipo visitante que propuso un golpe a golpe, y no salió a especular en ningún momento, apostando a la potencia ofensiva de dos de las grandes figuras del certamen: José Moreno y Sebastián Dip. Y fue este último el que, a los 10 minutos, aumentó el marcador global para los suyos, con una definición a arco vacío.

Más que un baldazo de agua fría, fue una chispa que encendió la pólvora de la hinchada local. A partir de allí el clima se tornó insoportable, y se transmitió a los protagonistas. Una pequeña avivada de Dip, un empujón de Ignacio López, y la hecatombe, la debacle total (dirían unos muchachos rosarinos). la medialuna del área Celeste fue el punto del encuentro violento, que dio como saldo las expulsiones de Claudio Bazán y Horacio Fernández, para dejar 10 jugadores por lado.

Lejos de calmar los ánimos, un nuevo episodio, en el que un "hincha" ingresó por un hueco del alambrado (detrás del arco que da a la cabecera Sur del estadio), trajo viejos y malos recuerdos, por los que el Celeste ya pagó. El muchacho volvió por donde ingresó, policías taparon el agujero, y the show must go on (el show debe continuar). Todo eso sucedió antes del minuto 31, en el que en una segunda jugada, Javier Mangarella puso el 3-4 en la serie a la que le faltaba una eternidad.

Y fue nuevamente Mangarella el protagonista en las redes visitantes, 19 minutos más tarde (sí, a los 50): luego de dos ocasiones claras del propio volante Celeste, y del goleador Velárdez, el '8' derrotó a Gustavo Aún para mandar arriba a los dirigidos por Ricardo Amaya e igualar en 4 el partido global. Paridad que duró hasta pocos instantes después de reanudarse las acciones, en la segunda mitad, porque Sebastián Dip aprovechó espacios de una adelantada defensa local, eludió a Nahuel Fernández, y definió con gran calidad, a contrapierna del defensor que cerraba desesperado.

2-2 y clasificación parcial para el León, que no corrió ningún riesgo durante casi media hora, ya que la expulsión de Bazán le quitó poder ofensivo al Depo. Completamente fuera de contexto, una gran acción asociada del ataque Celeste encontró al Cabezón Velárdez en el punto de penal para que su derechazo inatajable le de vida a un equipo que parecía perdido. Los penales fueron lo más justo para una serie que se modificó de trámite durante ambos encuentros.

El arco que le da la espalda al Río Medina fue el sorteado para terminar lo que se daba. Y la clave para equilibrar la balanza para un rincón fue al inicio de la serie: El 1-0 de David Díaz fue la antesala de la gran atajada de Nahuel Fernández al derechazo de José Moreno. Con el 100 por ciento de efectividad que hubo en el resto de los remates, el de Martín Pedraza fue el decisivo para desatar el festejo de Deportivo, que enfrentará al rival de toda la vida, Jorge Newbery, en una nueva semifinal, como la de la Liga Tucumana hace poco más de 6 meses.

El conjunto Aviador derrotó por 2-0, como visitante, a San Isidro de Cafayate, y cerró una serie que terminó a su favor con un resultado de 7-1. Un nuevo clásico de Aguilares en el que se posarán los ojos de toda la Provincia, y con un antecedente muy fresco, que tuvo como ganador a Deportivo, por penales (como hoy), por lo que se respira a revancha por el lado del equipo que cumplió su centenario hace días.

Por parte de Deportivo Marapa, el León tiene próximo el inicio de la Liga, como único objetivo en el horizonte, y jugará ante Santa Ana, el próximo miércoles como local, desde las 16. José "Mugre" Moreno se vio devastado luego de protagonizar el penal que le permitió a su rival llevarse la ventaja: "siento una tristeza y un dolor en mi corazón que no puedo explicar, pero las muestras de afecto hacen que me den ganas de seguir", afirmó el gran jugador que tiene el León.

Mirá la infartante definición (InfoAguilares)



Formaciones:

Dep. Aguilares (3): Nahuel Fernández; Julián Ozores, Ramiro Rodríguez, Martín Pedraza, Maximiliano Carabajal; Ignacio López, David Díaz, Javier Mangarella; Ariel Aragón; Diego Velárdez y Claudio Bazán. D.T.: Ricardo Amaya.

Dep. Marapa (2): Gustavo Aún; Luis Russo, José Carreño, Heraldo Aguirre, Sergio Orellana; José Luis Rodríguez, Nestor Villagra, Elbio Mercado, Horacio Fernández; Sebastián Dip y José Moreno. D.T.: Héctor Díaz.

Goles: 10´PT. Dip (CDM), 31´PT. Mangarella (CDA), 50'PT. Mangarella (CDA), 8´ST. Dip (CDM), 38´ST. Velárdez (CDA).

Expulsados: 17´PT. Fernández (CDM) y Bazán (CDA).

Penales: gol de David Díaz (1-0 CDA); Fernández atajó el tiro de Moreno; gol de Velárdez (2-0 CDA); gol de Aguirre (2-1 CDA); gol de Oscar Carrizo (3-1 CDA); gol de Villagra (3-2 CDA); gol de Gerardo Sosa (4-2 CDA); gol de Rodríguez (4-3 CDA); gol de Pedraza (5-3 CDA).

Los interminables penales de la última eliminatoria aguilarense.