Florencio Robles: “El fútbol femenino es una rueda que nadie podrá parar” - Red Noticias

Deportes

Florencio Robles: “El fútbol femenino es una rueda que nadie podrá parar”

10 abr - El ex entrenador del equipo femenino de San Martín y actual seleccionador tucumano analizó la profesionalización de la disciplina, el presente de la misma en nuestra provincia y su apreciación de una rama del fútbol que crece a pasos agigantados.

Nota: Facundo Survano Edición: Gonzalo Vera. Tercer Año. Periodismo Deportivo. Red Milenium


Llevo en el fútbol femenino unos quince años y veo una evolución grandiosa; las chicas venían a jugar de 26 o 27 años para arriba y hoy podemos observar escuelitas de fútbol, infantiles, juveniles y futsal femenino”, señala Florencio Robles basado en su larga experiencia en la disciplina.

¿Qué beneficios cree que puede brindar la profesionalización de la rama femenina y cómo impactaría en nuestra provincia?

La profesionalización del fútbol femenino a nivel AFA sólo involucra a los clubes afiliados a los torneos de esa asociación, pero es una apertura muy grande para todos. Yo por mi parte, pensaba que no se iba a dar rápidamente ese cambio pero bueno, sucedió ahora y hay que seguir trabajando porque esto llevará mucho tiempo

¿Cómo ve el fútbol internacional y el nivel de nuestra selección nacional?

Argentina se ubica en el puesto 36 a nivel selecciones, una posición muy baja por lo que representa nuestro país en el ámbito del fútbol; es un trabajo que se viene haciendo desde hace unos dos o tres años, bajo la dirección de Claudio Tapia, y que cada día va creciendo más y más”.

¿Cree que el fútbol femenino local tiene el mismo nivel que los equipos de Buenos Aires o de otras provincias?

Desde mi perspectiva personal, he comprobado que el fútbol femenino en Tucumán está muy bien posicionado a nivel nacional. Por ejemplo, cuando dirigí en San Martín gane tres torneos de AFA; también conseguí el título con la selección tucumana el año pasado”. “La mayoría de los clubes de Buenos Aires están nutridos con jugadoras de nuestra provincia: Rocío Correa (San Lorenzo de Almagro), Solana Pereyra y Rocío Díaz (UAI Urquiza) son algunos ejemplos”.

He observado que, más que nada en los partidos de la Liga Tucumana, muchos clubes no llegan a completar el equipo o lo hacen pero sin suplentes. ¿Será falta de motivación o cree que pasa por otra cuestión?

El auge del fútbol femenino se ve en todos lados. Hay muchos campeonatos de futsal o futbol 5 con premios y eso merma un poco al fútbol 11, que tiene mayor trascendencia. Esas cosas quitan un poco de validez, le quitan fuerza de crecimiento”.

¿Desde cuándo le gusta todo este tema del fútbol femenino?

Más que nada, el gusto nace gracias a mi esposa. Ella jugaba al hockey en San Martín y luego empezó a interactuar en el fútbol junto a un grupo de chicas y me llamaron para que las colabore y luego, al tener el título de técnico, aproveché y me quedé ahí”. “Actualmente tengo un desafío lindo de poder dirigir al seleccionado tucumano, es un trabajo más espaciado pero te da la oportunidad de elegir a las mejores jugadoras de todos los equipos”. “Cada equipo tiene una, dos o tres jugadoras de un nivel muy alto, y a veces es difícil elegir a alguien para integrar el plantel de 18 convocadas porque todas tienen algo para destacar”.

Hay casos de algunos clubes a los que se les dificulta viajar para disputar un partido por la distancia, ¿cómo soluciona esas circunstancias la Liga?

Eso es uno los problemas más grandes que tenemos en la disciplina: el encarecimiento del transporte. Las chicas deben pagar de su propio bolsillo para viajar porque muchas veces los clubes sólo les “prestan” el nombre pero no las ayudan en cuanto al equipo. Igualmente eso no sucede en todos los casos”. “Pero todos los años, en la Liga, organizamos campeonatos de dieciséis equipos o veinte y al otro año disminuye a doce”.

¿Qué le gusta del fútbol femenino?

Como entrenador de fútbol, también dirigí equipos de varones, pero la rama femenina me produce una satisfacción interna de ver crecer un equipo, sentirme parte de un triunfo, porque a veces uno ve todo el trabajo realizado en las chicas y me genera una alegría inmensa”. Además, destaca: “Las mujeres son más respetuosas y aplicadas, en el sentido de que verdaderamente se esfuerzan para crecer futbolísticamente, sobre todo en lo táctico y técnico. Ponen lo mejor de ellas en cada partido y eso se valora mucho”.

¿Qué opina del déficit de presencia de público en los partidos de fútbol femenino?

En Buenos Aires, vino el “boom” de asistencia de público cuando Argentina se enfrentó contra Panamá por el repechaje para el mundial de este año. Llenaron la cancha de Arsenal de Sarandí y eso despertó a la gente. En cambio, en Tucumán, esa sensación todavía no llegó ya que no hay sponsors para la disciplina, no hay difusión del deporte para que la gente se acerque a ver”.

¿Qué le parece la difusión de la disciplina por parte de los medios de comunicación en nuestra provincia?

Acá siempre trataron de dar difusión al fútbol femenino, capaz que como una novedad o cuando se acerca un torneo o campeonato, pero más allá de eso, esa llama se apaga y el seguimiento empieza a perderse”.

Para concluir, ¿quisiera agregar algo?

El fútbol femenino es una avalancha, una rueda que no la puede parar nadie. Hay entusiasmo por parte de los clubes ya que tomaron conciencia de que esto crece exponencialmente; sin embargo, las chicas deben aferrarse a ese sentimiento que tienen con su equipo, deben saber qué quieren para el bien de ellas y de la institución a la que representan”.